Galicia y Euskadi intensifican el agarrotamiento institucional

(Publicado en la Carta Semanal 594)

carta-594Los resultados electorales en el País Vasco y Galicia son utilizados por los grandes medios de intoxicación para continuar y acrecentar la ofensiva contra el secretario general del PSOE para que entregue el gobierno al PP.

Los titulares de los periódicos coinciden, y estaban escritos desde antes de las elecciones: todos los portavoces de la patronal y del aparato de Estado exigen que el PSOE ceda para que Rajoy pueda continuar la política de recortes dictada por el capital financiero y sus instituciones. Por citar solo un ejemplo, un ex director de ABC, ahora tertuliano de la Cadena Ser, señala: Pedro Sánchez es el peligro. Para ellos, echar a Rajoy es el peligro de que no se puedan aplicar los recortes y planes del capital.

Sigue leyendo

El movimiento sindical ante la situación política

(Publicado en la Carta Semanal 593)

carta-593El pasado 12 de septiembre, las comisiones ejecutivas de CCOO y UGT hacían pública una declaración en la que, bajo el título “la situación política y las prioridades del movimiento sindical”, daban a conocer su opinión sobre el momento político.

Sin duda muchos afiliados y militantes habrán saludado que las principales organizaciones de la clase trabajadora den un paso adelante en una situación cuya salida para el conjunto de la clase no es indiferente. Tienen razón. Es lo que habían reclamado los delegados y delegadas en los congresos de UGT y muchas instancias de CCOO.

Sigue leyendo

La parálisis política y la cuestión catalana

(Publicado en la Carta Semanal 592)

carta-592Unas horas antes de que cientos de miles de personas asistieran a las cinco manifestaciones de la Diada de Cataluña, Enric Juliana publicaba un largo artículo en La Vanguardia, en el que, bajo el título “Cataluña es el factor que impide desbloquear la política española”, defendía que la imposición del Comité Federal de PSOE a Pedro Sánchez de no negociar ni pactar con quienes defienden el derecho a decidir, que le impide formar una mayoría de gobierno, es el factor decisivo del bloqueo político.

Sigue leyendo

El bloqueo parlamentario pone en evidencia la crisis del régimen

(Publicado en la Carta Semanal 591)

Carta-591Como se esperaba, las dos votaciones que pretendían la investidura de Rajoy como presidente del gobierno han sido fallidas.

Durante ese debate, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, llamó a abrir un diálogo entre las “fuerzas del cambio”. Al acabar el mismo, Albert Rivera, de Ciudadanos, anunció que daba por acabado el pacto de investidura con el PP y que ese partido debería pensar en cambiar de candidato a la presidencia del gobierno y presentar uno “con una investidura viable”. El PCE, fuerza mayoritaria en Izquierda Unida, hacía público un comunicado en el que llamaba a “sumar una mayoría parlamentaria en torno a un programa de mínimos, un programa que permita formar un Gobierno de progreso tal y como ya ocurrió en Portugal”, para lo cual sería preciso que “todas las fuerzas, tendríamos que dejar aparcados puntos de sus programas, estamos dispuestos a ello en la medida que se reviertan políticas de recortes y austeridad, y en la medida que se recuperen libertades públicas que han sido anuladas por el PP, y que se abra una etapa de regeneración de la vida pública…”. En público, los dirigentes de las principales fuerzas representadas en el Parlamento empiezan a hablar de unas terceras elecciones.

Sigue leyendo

Más que nunca, ¡fuera Temer!

Editorial de O Trabalho, corriente del Partido de los Trabajadores de Brasil y sección de la IV Internacional es ese país.

Los gusanos del Senado, incluidos varios exministros “aliados” del PT, confirmaron por 61 votos contra 20, el 31 de agosto, el impeachment de la presidenta elegida legítimamente, Dilma Rousseff, del PT. En pocas horas, con el presidente del Supremo –¡como sucedió en el golpe de 1964 [que implantó la dictadura militar]–, dieron una investidura ilegítima al vicepresidente usurpador, Michel Temer, del PMDB.

Sigue leyendo

Al cabo de 9 meses de derrotar a Rajoy, ¿acaso pueden los trabajadores resignarse?

(Publicado en la Carta Semanal 590)

Carta-590Van a hacer nueve meses que los trabajadores y los pueblos derrotaron al gobierno Rajoy y nada ha cambiado en la situación de la mayoría. Dicen que hay más empleo, pero es imposible saberlo cuando cuentan como empleo un contrato de una hora, y se sustituye empleo indefinido a jornada completa por empleo parcial precario. Lo seguro es que la reforma laboral sigue hundiendo los salarios y las condiciones de trabajo. Lo seguro es que la sanidad está en una situación límite y continúa el desmantelamiento de la enseñanza pública. Los trabajadores y los pueblos no han votado al PSOE, ni a Podemos-IU ni a “nacionalistas de izquierda” para que en las Cortes un juego de trileros pisotee la voluntad popular expresada en las mayores movilizaciones y luego en las urnas. Las televisiones y todo tipo de personajes dan por hecho que el infame Rajoy tiene que volver a formar gobierno, como si hubiese sacado mayoría. Y los banqueros exigen que las organizaciones obreras y populares le apoyen.

Sigue leyendo

“El problema sigue siendo el PSOE”

(Publicado en la Carta Semanal 589)

Carta-589El día en que Rajoy y Rivera sellaban su acuerdo, el editorial de ABC (órgano directo de la Monarquía) sentenciaba con esta frase el nudo de la crisis de gobierno. El mismo editorial, lejos de echar las campanas al vuelo con otros órganos del capital financiero como El País o El Mundo, se interrogaba sobre la timidez de las 6 propuestas de Rivera, meras generalidades ya dichas y repetidas y en algún caso aplicadas, alejadísimas de las preocupaciones, necesidades y reivindicaciones de los trabajadores, los pueblos y la mayoría trabajadora. En efecto, cualquier trabajador puede constatar que las “exigencias” de Rivera soslayan cualquier cuestión que ataña a las necesidades más elementales de la población.

Sigue leyendo

Lo que está en juego en las elecciones presidenciales de los Estados Unidos

(Publicado en la Carta Semanal 588)

Carta-588A primeros de noviembre tienen lugar en los Estados Unidos las elecciones presidenciales. Elecciones que se realizan cada cuatro años y que solo permiten dos mandatos. El régimen político norteamericano es fuertemente presidencialista. En efecto el presidente, comandante en jefe de las fuerzas armadas, tiene múltiples prerrogativas sin rendir cuentas al Congreso. Teniendo en cuenta que los Estados Unidos son la mayor potencia imperialista mundial, a la cual se subordinan los imperialismos europeos y el japonés, y que al lado de su potencia económica tiene la mayor potencia militar jamás conocida (un millón y medio de soldados en bases desplegadas en todo el planeta), las decisiones y la orientación del próximo presidente tendrán sin duda una influencia mundial.

Sigue leyendo

Ante una nueva injerencia antidemocrática del Gobierno y del Tribunal Constitucional

Comunicado del Comité Ejecutivo del POSI – 3 de agosto de 2016

El 1 de agosto el pleno del Tribunal Constitucional (TC), a petición del gobierno Rajoy, acordaba suspender las conclusiones de la comisión de estudio del “proceso constituyente” aprobadas por el Parlamento catalán el 27 de julio. Al mismo tiempo, advertía a los presidentes y a cada miembro de la Mesa del Parlamento y del gobierno de la Generalitat, de su responsabilidad penal en el caso de que ignoren esta suspensión.

Sigue leyendo

La parálisis política y cómo ayudar a superarla

(Publicado en la Carta Semanal 587)

Carta-5871. Es un hecho, decíamos en una Carta Semanal anterior: “Nadie quiere gobernar con Rajoy”, ningún partido político quiere dar apoyo directo a Rajoy, ni siquiera los que comparten su ideario “europeísta, económico y social” como Ciudadanos, y a otro nivel Convergencia y PNV. El actual presidente del Gobierno encarna la corrupción (el PP acaba de ser inculpado como partido), la política antisocial, con la reforma laboral, la LOMCE, los recortes. También la política liberticida con los cientos de sindicalistas amenazados, la ley mordaza, todo lo que de reaccionario tienen las clases dominantes en nuestro país agravado con la defensa irrestricta de la herencia franquista y la actuación de la policía “patriótica” que conspira con calumnias contra los elegidos por el pueblo. Incluso es incapaz de hacer lo que hizo Aznar, aliarse con los nacionalistas catalanes de derechas, porque su defensa del régimen monárquico cierra toda posibilidad ya no de acuerdo sino de dialogo con los partidos nacionalistas.

Sigue leyendo